miércoles, 23 de julio de 2008

VIAJE A BARCELONA

Crónica del 06/07 al 13/07/2008
Comienza el viaje el domingo día 6 en el que Rafa (Falconetti) y su esposa María me recogen en mi casa, subimos todo el equipaje en su flamante Renault Megane y pusimos rumbo a Barcelona, con una temperatura agradable para viajar. Como el coche es nuevo y los tres somos fumadores, teníamos que parar cada media hora aproximadamente para echar un cigarrito. Le pedí una libreta a María para anotar todas las especies que veíamos tanto en el viaje como en los sitios que teníamos pensado visitar. En Despeñaperros paramos para tomar un refresco y a continuación entramos en las extensas llanuras de Ciudad Real. Llegamos a las Tablas de Daimiel y mientras María preparaba unos bocatas, Rafa y yo nos dirigimos al Centro de Visitantes para recibir información del Parque, cogimos unos folletos, un librito de aves y nos fuimos al observatorio de la laguna de recuperación. Esta laguna es una pequeña extensión de agua vallada en su contorno y techada con una malla-red para impedir la entrada o salida de aves, y en la cual se intenta recuperar algunas aves heridas ya sea de forma natural o como ví en muchas de las que allí había, por disparos recibidos en las alas. Estuvimos bastante entretenidos haciéndole fotos a Porrones bastardos, moñudos, pardos, comunes, Cercetas Pardillas, Rabudos, Colorados, Tarros blancos, etc., mientras que al mismo tiempo nos comimos los bocatas. Luego nos dimos una vuelta por las pasarelas de madera de las tablas, con la esperanza de ver algún Bigotudo, pero no tuvimos suerte y además me sorprendió la poca cantidad de aves que había.
Anteriormente Rafa había llamado a Luis (Koldo77) que vive en Ciudad Real y quedó con él para vernos en la laguna de Navalseca, cerca de las Tablas de Daimiel. Cuando llegamos, Luis ya estaba allí con su equipo esperándonos, nos presentamos, charlamos un ratillo y nos dimos una vuelta por la laguna, la cual me sorprendió bastante por la cantidad y variedad de especies que allí había, como Flamencos, Avefrías, Gaviotas Reidoras, Cigüeñuelas, Malvasías, Fumareles, Canasteras, etc., por cierto Rafa fotografió una Ganga, la cual me dejó a mí con dos palmos de narices al intentar afotarla y volar justo en el momento en que la tenía en el encuadre. Disfruté muchísimo en esa laguna, y posiblemente hagamos una quedada próxima para colocarnos con hides. Cuando vimos que era demasiado tarde, nos fuimos de la laguna y fuimos a charlar y tomar un refresco con Luis, del cual ya nos despedimos prometiéndonos una futura cita. Fue un placer conocer a Luis (Koldo77).
Continuamos nuestro laaaargo viaje a Barcelona, haciendo muchas paradas, como por ejemplo una en una casa abandonada en la cual había muchos Cernícalos Primillas, a los cuales intentamos hacer fotos sin éxito. En el mismo sitio nos encontramos con un pollo de Perdiz Roja, sólo y con pocas fuerzas y cuyas horas en este mundo creo que estaban contadas.
Paramos a cenar en un restaurante de un pueblo que ahora mismo no tengo ni idea de cómo se llamaba el pueblo y ni siquiera donde está. Pues con tanta paradita se nos echó la noche encima y un largo camino por delante por recorrer. Después de varias paradas nocturnas con cafés incluidos, llegamos a la casa de Rafa en Esparreguera (al lado de Montserrat) ¡a las 05,30 h.!, hechos polvo. Vimos amanecer desde la terraza de su casa (muy bonita por cierto). Nos acostamos un rato hasta las 12 de la mañana aproximadamente, fuimos a ver a la madre de Rafa que anda algo pachucha, regresamos a su casa y ya preparamos todo el equipaje para partir hacia la Sierra de Guara en Huesca, donde nos encontraríamos con Manuel Estébanez (Manu) y Alfonso (Gallows Pole) y cuyo objetivo conjunto era observar y a ser posible hacer fotos a Quebrantahuesos.
Sobre las 19,00 h. en el 4x4 de Rafa llegamos a la Sierra de Guara (prepirineo de Huesca), llamámos a Alfonso y Manu y nos indicaron el camino para llegar a dónde ellos estaban, en el Salto de Roldán. Comenzamos a subir la sierra y la carretera empezaba a ser más sinuosa y a estrecharse, hasta que Rafa paró en el cruce de Santa Eulalia de la Peña y dijo que no podía seguir más porque se estaba mareando. Al rato, bajaron hasta el cruce Manu y Alfonso y nos pudimos presentar y conocer por fin. Rafa quería subir hasta arriba y entonces decidimos subir todos, conduciendo yo el 4x4. Cuando llegamos arriba el espectáculo era maravilloso. Ante la sierra se podía contemplar una extensa llanura hasta donde la vista se perdía. Se podía ver las ciudades de Huesca y Zaragoza. Allí arriba había una paz increíble, solo interrumpida por los graznidos de las Chovas. Estuvimos contemplando el majestuoso vuelo de los buitres así como haciéndole fotos a estos. Cuando miraba hacia abajo, veía salir a los buitres de algunas hoquedades, pero tenían el tamaño de hormigas y aprovechando las térmicas ascendían hasta quedar a la altura de nuestros ojos. En definitiva, un espectáculo inolvidable.
Ya se estaba poniendo el sol y decidimos buscar algún sitio para cenar. Paramos en un restaurante a pié de carretera. Desde allí recibí la llamada de Isabel (Baghyra), que había llegado a la casa rural donde nos íbamos a alojar esa noche. Se vino para el restaurante donde estábamos y allí ya charlamos todos juntos durante la cena. Una vez terminada la cena nos dirigimos a Loporzano, donde estaba la casa rural “Casa Boletas”, allí fuimos recibidos por Josele y su esposa que nos estuvieron dando algunas indicaciones de dónde podíamos observar Collalba Negra y Roquero Rojo. Terminada la charla, quedamos para levantarnos muy temprano y nos fuimos a dormir.
Nos levantamos a las 06,00 h. y nos dirigimos al Castillo de Montearagón. Como Isabel y yo pensamos ponernos en hide y Rafa, Alfonso y Manu iban a patear, ellos fueron a tomar café. Isabel y yo llegamos a la ladera izquierda del castillo y lo primero que vimos fue una Collalba Negra posada en el saliente de una roca, no había luz para intentar hacerle fotos. Bajamos todos los trastos del coche y montamos dos hides en el mismo sitio en que la vimos, con la esperanza de que se volviese a posar en el mismo lugar. Estuvimos bastante tiempo esperando y no sólo no apareció la Collalba, sino que ningún pájaro hizo acto de presencia. Decidimos levantarnos y patear un poco. Estuvimos haciendo algunas fotos a Collalbas Rubias, más tarde nos reunimos con los demás que por cierto les había ido bastante bien observando y haciendo fotos. Volvimos otra vez a Casa Boletas, donde la esposa de Josele nos tenía preparado un suculento desayuno. Terminamos de desayunar, nos despedimos de ella y pusimos rumbo a Alquezar, parando antes en Santa Cilia de Panzano, donde hay un observatorio para poder observar grandes rapaces. No hubo suerte, sólo pudimos ver una pareja de Alimoches a la entrada del pueblo, y nada más. Seguimos el camino hacia Alquezar, pasando por Bierge y haciendo una paradita en una cascada que hay antes de entrar en Bierte y donde me dieron unas ganas de bañarme tremendas, pero había poco tiempo y prisa y no pudo ser. Un kilómetro antes de llegar a Alquezar, Isabel y yo nos desviamos por un camino que subía a la Ermita de San Antón y que al lado había un muladar y un observatorio. Cuando llegamos hasta arriba, observamos que en las peñas que había enfrente había una cantidad de buitres posados impresionante, yo calculo sobre unos doscientos, así como algunos Alimoches. Estuvimos un rato contemplando sus vuelos y de algún que otro Milano Real. Mientras, Rafa, su esposa, Manu y Alfonso nos esperaban en el pueblo en una terraza para comer. Bajamos al pueblo, del cual quedé maravillado, parecía un pueblo medieval. Comimos juntos e Isabel se tenía que marchar para Seros. Cuando terminamos de comer volvimos a subir al muladar y allí también nos quedamos bastante tiempo contemplando las aves. Más tarde emprendimos rumbo a Binaced, donde Rafa nos enseñó otro muladar, pero sin suerte también a la hora de ver aves. Volvimos a ponernos en contacto con Isabel y quedamos cerca de Candasnos, en una casa en ruinas para intentar hacer fotos a Primillas, pudimos observar a estos y alguna que otra Chova Piquirroja, hasta que el sol se escondió. Seguidamente nos fuimos hasta Mequinenza dónde teníamos reserva en un hotel de la localidad. Es un pueblo muy bonito a orillas del río Cinca, un río bastante caudaloso y famoso por ser un buen sitio de pesca para grandes siluros. Cenamos en el hotel y nos fuimos a descansar. El miércoles también madrugamos bastante y nos dirigimos hacia las estepas leridanas, donde hace poco se han visto tantos Cernícalos Patirrojos en paso prenupcial. Estuvimos haciendo algunas fotos a Terreras Comunes, a alguna Calandria y también visitamos un vertedero de basuras con una gran cantidad de aves como Milano Negro, Cigüeñas comunes, Gaviotas reidoras, Garcillas Bueyeras, etc. Llegada la hora de comer paramos en un pueblo cuyo nombre no recuerdo ahora, y allí llegó desde Zaragoza, Ricardo (Brookei), al cual tuve el placer de conocer después de 3 años intercambiando mensajes y experiencias a través de Internet, y no nos hicimos ni una puñetera foto, coño. Una gran persona y auténtico ornitólogo de campo. Fuimos todos a Mas Melons donde pudimos contemplar entre otras cosas Aguila Culebrera, Carraca, Abejarucos, Alcaravanes, Críalos, Chovas Piquirrojas, etc. Ya cuando cayó el sol nos despedimos de Ricardo y nos reunimos con los demás en una terraza, Isabel partió para Barcelona y nosotros también. El jueves volvimos a madrugar y nos fuimos al Delta del Ebro, entrando por San Carles de la Rápita, estuvimos haciendo fotos a una Garceta Grande, más tarde hicimos fotos a Canasteras, que sin darnos cuenta nos metimos en una zona de cría, también visitamos la playa del Trabucador donde pudimos contemplar algunos Chorlitejos Patinegros y Gaviotas de Audouin, también pudimos hacerle fotos a un híbrido de Garceta Dimorfa x Garceta común, comimos allí, visitamos Riet Vell, nos metimos en el observatorio de Swarovsky donde estuvimos haciendo fotos a un Avetorillo, y por la tarde emprendimos el camino de vuelta hacia Barcelona. Al día siguiente (viernes) fuimos a El Remolar, en el delta del Llobregat. Allí estuvimos en los observatorios que dispone dicho entorno natural pudiendo observar los diferentes tipos de aves que allí estaban. A la hora de comer nos fuimos a casa de Rafa donde María nos tenía preparada una suculenta comida. Por la tarde no fuimos a ningún sitio, nos lo tomamos un poco como descanso, ya que teníamos cansancio acumulado de varios días. Nos visitó José María (Jmbolo), con su esposa e hijas y estuvimos toda la tarde charlando y riéndonos mucho. El sábado era el día de la quedada con más gente conocida en El Remolar. Quedamos con José María en un bar próximo en El Remolar, donde desayunamos y después nos dirigimos al sitio donde nos esperaban. Cuando llegamos estaban Isabel y su marido Salva, Javi (Golorito) y Carlos (Sutil). Hechas las presentaciones y charlas pertinentes nos fuimos a uno de los observatorios, donde principalmente seguimos charlando e intercambiando risas, opiniones y fotos para el recuerdo. Isabel y Salva se tuvieron que marchar pronto, también se fueron Javi y Carlos y nos quedamos Rafa, Manu, Alfonso, José Mª y yo. Nos fuimos a un centro comercial próximo donde tomamos unas cervezas y donde me despedí de Rafa, ya que se tenía que marchar porque por la tarde iba a una boda. Los que nos quedamos comimos allí mismo y después de comer ya me despedí de Alfonso y Manu y José Mª me acercó hasta Ripollet, dónde vive Isabel y Salva. Allí eché la tarde con ellos incluida una fugaz visita a Barcelona, sobre todo para por fiiiiinnn comprar en Oryx la guía de Mullarney y Svensson y algunos regalillos para la familia, y por cierto nos cayó una tromba de agua de cojones. Cenamos, charlamos, nos acostamos tempranito y a las 04,30 nos levantamos, me despedí de Salva, e Isabel me llevó al aeropuerto del Prat, donde a las 06,25 cogí el vuelo para Sevilla, llegando a las 08,00 h. a mi querida tierra.
Si habeis leido hasta aquí, bendita sea vuestra paciencia.
Me alegro mucho de haber conocido a gente que sólo la conocía virtualmente.
Agradezco a María, Rafa, Isabel y Salva la hospitalidad prestada hacia mí.
Un abrazo para todos.

5 comentarios:

Oscar (overkill) Guindano dijo...

Vaya vaya vosotros si que sabeis montaroslo bien. Da gusto ver como os lo pasais. Seguid así y que podamos seguir vuestras andanzas digiscoperas, que sois la leche!!!!
PD: Por fin tu blog se pone en funcionamiento otra vez, eh?? BIENNNN!!!!

Salu2

Baghyra dijo...

Hola Fern!!!

Buena crónica, y un placer haber compartido contigo esos días de pajareo.
Saludos, Isabel

Goyo Para dijo...

HOla Fernando. Veo que por fin se pone otra vez en marcha tu blog. Espero que dure mucho y no vuelva a estacionarse.

La última foto en la que aparecéis todos tiene puesta mal la fecha.

Un saludo

Chema Cano Cuevas dijo...

ya era hora de una cronica nueva. he llegado leyendo hasta el final y me ha encantado, ahora solo queda que vayas sacando a la luz las cositas que has fotografiado que seran bastante interesantes. un saludo paisano.

rgomezmorte dijo...

Pues me alegro que vayas poniendo temicas en tu blog, que estaba parado.
Y que te lo pasaras ¡tan bien !
Un gozada viajar y pajarear contigo.
Vaya memoria que tienes muchos sitios ni me acordaba el nombre.
Felicidades y hasta la próxima que nos veamos ¡¡
Un abrazo de mi parte y un besote de parte de Mari.
Rafa.